Cine, provincia, albacete, historia, cinematografo, peliculas, capitol, teatro circo

Frank Sinatra y Ava Gardner, de ‘martinis’ en Albacete… o no

28.12.2021

'La Voz de Albacete' publicó el 29 de diciembre de 1953 una entrevista con la tormentosa pareja de Hollywood a propósito de su paso por la ciudad camino del Levante. La interviú debió aparecer un día antes en el rotativo local, pero no fue posible "por falta de espacio"


Ava Gardner y Frank Sinatra, en Madrid, en 1953. / REVISTA PRIMER PLANO

Un cuento que se escribió hace casi 70 años. Estamos en 1953. El mundo seguía los encuentros y desencuentros de una de las parejas del momento, Frank Sinatra y Ava Gardner. Amor y odio a partes iguales conformaban una historia propia de un guión de Hollywood, como la vida misma de estos dos colosos del cine y de los excesos.

¿Y qué tienen que ver Sinatra y Gardner con Albacete? Un viaje fugaz. Una parada en esta rosa de los vientos entre la capital de España y Levante, cuando la carretera de Madrid ya era el camino para dejar el paseo de la Castellana y pisar la playa de La Malvarrosa en apenas unas horas. Y a mitad de ruta, más o menos, Albacete. Por eso, cabe pensar que en algunos de los viajes que realizó La Voz a nuestro país impulsado por un ataque de achares se plantara, aunque fuera por unos minutos, en nuestra ciudad, en nuestra provincia.

El jueves, 29 de diciembre de 1953, La Voz de Albacete publicaba en su página 4, y en la sección ¿Qué me dice usted? una noticia titulada Ava Gadner y Fran Sinatra, y bajo este desarrollo tipográfico se reproducía una entrevista que se ajustaba al cuaderno de ruta que guía -o debe guiar- a todo buen periodista, en este caso, Demetrio Gutiérrez Alarcón, uno de los críticos cinematográficos por excelencia de Albacete, y que acababa de recibir el premio otorgado por la Agencia de Prensa Argos, y dotado con 1.000 pesetas.

Noticia aparecida el 29 de diciembre de 1953 en La Voz de Albacete.

Fotografía publicada en la revista Primer Plano.

"Frank Sinatra, el famoso cantante y galán cinematográfico de Hollywood, llegó a Madrid con el exclusivo fin de pasar las Navidades junto a su esposa, la bellísima actriz Ava Gardner. En Madrid no pudieron ser entrevistados por los periodistas. Nadie dio con su paradero. Sin embargo, en Albacete la suerte fue una vez más aliada del repórter. Casualmente tomábamos esta tarde un aperitivo en la barra de un bar, alto casi obligado de cuantos viajan por la carretera de Valencia. ¡Y entró la pareja! Dos coches, a la puerta. Uno de Frank y Ava y el otro de su secretario, mister Winthers, que nos sirve de intérprete".

Con esta entradilla, ningún lector o lectora que tuviera entre las manos ese ejemplar del rotativo local podría resistirse a devorar con los ojos esa sucesión de preguntas y respuestas a la pareja norteamericana. Y más después de leer en la prensa nacional que Sinatra había aterrizado pocos días antes en Madrid para pasar las fiestas navideñas con su todavía esposa. El diario ABC publicó el sábado, 26 de diciembre, de ese 1953, una noticia que se titulaba Ava Gardner y Frank Sinatra, en Madrid. Y a partir de ahí, una crónica respecto al tour del cantante conocido también como Ojos Azules por tierras españolas. "El cantante, a quien el entusiasmo sentimental de miles de mujeres puso el sobrenombre de La Voz, vino de improviso en pos de su esposa, con la que se encuentra, en trámite de divorcio. Frank Sinatra. que proyecta pasar estos días en Londres, fletó un avión especial, que le ha costado 18.000 pesetas, para trasladarse a Madrid. Tengo forzosamente que ir -dijo en la capital británica-, aún cuando tenga que hacer el viaje andando. Voy a pasar las Navidades con mi esposa". Pues caro le salió el viaje si un dependiente de la época no percibía ni 50 pesetas diarias de salario, según el INE.

El artista, que rodó ese año De aquí a la eternidad y que le valió un Oscar como mejor actor de reparto, aterrizó en Barajas a primera hora de la tarde del día 24, poco después de la llegada desde Roma del Animal más bello del mundo, como se apodaba a Ava Gardner.

Y lo cierto es que lograron escabullirse para la prensa nacional... aunque se daban algunas pistas, como su recorrido por El Escorial. Unos amigos, los Grant, les dieron cobijo esas fiestas, Nochebuena y Nochevieja, en su casa de la Cuesta del Zarzal, en Chamartín. Pero el día 26 salieron de su confinamiento y la pareja vivió una sucesión de juergas y excesos en locales de moda como Chicote, Jockey, Pasapoga o Villa Rosa, compartiendo licores, canciones y lo que se presentase con lo más florido del artisteo patrio, incluida La Faraona, Lola Flores, y el torero que en esos momentos quitaba el sueño a la actriz, Luis Miguel Dominguín, como ya lo hiciera en su momento otro diestro y artista polifacético, Mario Cabré, en 1950, historia que trajo también a Sinatra a España, en concreto, a la Costa Brava, cuando la diva rodaba Pandora y el holandés errante. Pero esa es otra historia. Carta libre para la beautiful people que venía de América en una España pobre y atada de pies y manos.

Las preguntas

Sinatra y Gardner, en Madrid, con amigos y admiradores. / PRIMER PLANO

En la entrevista de La Voz de Albacete, el cantante se refería a que optó por pasar las Navidades con su todavía esposa, decisión que había tomado de forma "espontánea" cuando trabajaba para la televisión en Londres. ¿La razón? Que estaba "disgustadillo" con su mujer, a lo cual le restaba importancia. Y llegaron las preguntas más espinosas...

-¿Le gusta venir a España?

-Sí, mucho.

-¿Aunque sea por motivos desagradables?

-¿Por qué lo dice?

-La primera vez, Mario Cabré estuvo a punto de dejarse sin novia. Y ahora por diferencias con Ava.

-¿Usted cree que Mario Cabré pudo quitarme la novia?

-Eso dicen.

-Pues están equivocados.

-¿Conoce usted al torero?

-No hemos sido presentados.

-Si se lo presentaran alguna vez, ¿diría 'mucho gusto'?

-¡Usted quiere que me coja el toro!

-Buena ocasión para tener un amigo torero.

-¿Dejamos ya esto?

-¿Le molesta hablar para los periódicos?

-No lo sabe usted bien.

-En Hollywood le han designado como antipático con la prensa...

-Llevan razón.

Durante la charla, Frank Sinatra aprovechó para tomar un segundo Martini, momento en el que contó al periodista que habían visitado El Escorial y Segovia. Y que su paso por Albacete se debía a que iban camino de Valencia, y de ahí, a Barcelona, para celebrar la Nochevieja en Biarritz. Curioso tour. En fin.

La artista no escapó a las inquietudes periodísticas de Gutiérrez Alarcón...

-¿Han hecho las paces, Ava?

-Sí.

-¿Es celoso Frank?

-Los artistas no podemos ser demasiado celosos.

-¿Qué opina del rápido viaje de su esposo para venir a verla?

-Me ha emocionado.

-¿Son felices?

-Ahora mismo, sí.

-Antes nos pareció todo lo contrario.

-Tenga en cuenta que somos actores.

-¿Tiene mal genio su marido?

-En el fondo es una gran persona.

-Y un hombre con suerte.

-Gracias.

Y ahí acabó la interviú que apareció en La Voz de Albacete ese 29 de diciembre de 1953. "Frank Sinatra paga la cuenta. Y acepta un cigarrillo americano", apuntaba.

Eso sí. La noticia no acababa ahí, ya que unas líneas más abajo se añadía, a pie de página, lo siguiente: "N. de la R. (nota de la redacción) La anterior entrevista estaba destinada a nuestro número de ayer, día 28, y no pudo publicarse por falta de espacio". Es decir, que la exclusiva tendría que haber aparecido en La Voz de Albacete un día antes, coincidiendo, según el santoral, con San Antonio monje, San Gaspar del Búfalo, San Teona, Beata Catalina Volpicelli, Beato Gregorio Khomysyn, Beata Matías de Nazareis y Día de los Santos Inocentes. Y ahí lo dejamos. Ustedes, queridos lectores, llegarán a la conclusión de esta entrevista hollywoodiense en tierras manchegas.


Sinatra en Madrid, en 1953. / PRIMER PLANO

El empresario Juan Carcellé. / A. C. MADRID

¿Un concierto en Albacete?

La labor investigadora del profesor Jacinto González Gómez y su afán por divulgar la historia de esta ciudad y de esta provincia permitió en 2020 conocer que Albacete pudo contar en los años 60 con un concierto de Frank Sinatra. Un reportaje publicado en La Tribuna de Albacete https://www.latribunadealbacete.es/noticia/z2e5068ff-0745-7bab-4c511ff43fa44d47/el-ano-en-que-frank-sinatra-pudo-cantar-en-la-feria  desveló una documentación que se conserva en el Archivo Municipal de Albacete, según la cual, el empresario del espectáculo Juan Martínez Carcellé ofreció en sendos escritos al Consistorio que presidía el alcalde Gonzalo Botija traer a la ciudad al mismísimo Sinatra dentro de un circuito que estaba programando para España y Portugal en ese 1966, año en el que, por cierto, Ojos Azules, uno de los apodos del crooner, triunfaba en todo el planeta con su mítico Strangers in the night.

Carcellé, acreditado empresario catalán, llevó en su agencia a míticos artistas nacionales e internacionales, desde Pinito del Oro a Celia Gámez, pasando por Gaby, Fofó y Miliki; Marifé de Triana, Raquel Meller, Conchita Montenegro, Lola Flores, Juanita Reina, Concha Piquer, Estrellita Castro, Concha Piquer, Miguel de Molina, Pepe Blanco y Carmen Amaya, y fue el primero en traer a Europa a la cantante y bailarina estadounidense Josephine Baker.

Cartel de la Feria de Albacete 1966
Cartel de la Feria de Albacete 1966

Con esa trayectoria la oferta era incuestionable, pero Don Circuitos, como también se conocía a quien fuera director del Circo Price de Madrid, no logró su objetivo. Por cierto, en la misma propuesta incluyó para otra gala al clown universal Charlie Rivel. Lo que sucedió es que ese julio de 1966 el Ayuntamiento ya tenía para la Feria todas sus actuaciones contratadas y además, hay que tener en cuenta el elevado caché de tal actuación. De todas maneras, ese año, Sinatra no saló de los Estados Unidos, y el día de apertura de la Feria, el 7 de septiembre, La Voz actuó en el Hotel Hilton de Los Ángeles, California.

www.cuentosdecine.es