Cine, provincia, albacete, historia, cinematografo, peliculas, capitol, teatro circo

'El Padrino' tomó el Teatro Circo hace medio siglo

22.03.2022

Hace casi 50 años los albacetenses vieron por primera vez, como en el resto del mundo una de las películas más importantes del cine, el clásico de los clásicos, El Padrino


La censura hizo de las suyas y arrebató a los espectadores diversos planos por atentar contra la moral


En la ciudad la cinta estaba autorizada para mayores de 14 años, aunque la Comisión de Apreciación elevó a nivel nacional la edad a los 18 años


El 15 de marzo de 1972 se estrenaba El Padrino en Estados Unidos, la primera parte de una saga de películas míticas dirigidas por Francis Ford Coppola basadas en la novela del mismo título del escritor Mario Puzo. Unos meses después llegó a los cines españoles. En octubre comenzó a proyectarse en nuestro país, y el 20 de diciembre de hace medio siglo llegó a Albacete, al Teatro Circo. "Extraordinario estreno, un éxito mundial, hoy en Albacete", rezaba la cartelera en La Voz. Tres pases para los que se aconsejaba puntualidad "por la gran duración de la película", autorizada para mayores de 14 años.

El Padrino, en el que Marlon Brando encarnaba a Don Corleone, estaba ambientada en las décadas de los 40 y los 50 y fue todo un hito al mostrar los entresijos de las mafias italoamericanas en Estados Unidos. Pero resulta curioso que esta saga narraba hechos que se producían de forma paralela en la realidad. Y es más, muchos de los mafiosos de ese momento tenían su reflejo en los personajes retratados en las películas. Y hasta el propio Frank Sinatra tenía su avatar en la película, Johnny Fontana.

Carteleras de El Padrino y de la película que la sustituyó en el Teatro Circo, Las juergas del señorito.

La crítica

Lógicamente, despertó un gran interés del público albaceteño, y la critica local acogió muy bien la película, que contaba con un plantel de primera. Además, de Brando, Al Pacino, Robert Duvall, James Caan, Richard Castellano o Diane Keaton, entre otros muchos actores y actrices. Y además del apoyo de la taquilla, consiguió tres premios Oscar, uno de ellos al propio Marlon Brando, que decidió enviar a una mujer india a recoger el premio.

José Antonio Tendero, JAT, escribió en La Voz de Albacete que estábamos ante una película de "extraña dureza" en su expresión, que refleja "con un verismo impresionante" los ocultos poderes y los procedimientos expeditivos de la Mafia o el gansterismo, cosas muy difíciles de deslindar, un tipo de película de la que los cineastas americanos cuidan mucho antes de comenzar el rodaje hasta bastante después de terminarno".

Dos famosas escenas de la mítica El Padrino.

Tras alabar el poder interpretativo de Brando, el maestro escribió que "el verdadero principal personaje es el hijo y heredero de sus negocios", papel que encarna Al Pacino, "un actor que hace recordar a Dustin Hoffman. Y con ellos, una rica galería de tipos secundarios", añadía Tendero, que concluyó su crítica afirmando: "Un padrino que bautiza con sangre y siembra la muerte". Insuperable.

Otro de los grandes críticos que ha dado esta tierra, Demetrio Gutiérrez Alarcón, escribió desde las páginas de su Crónica de Albacete y bajo el seudónimo de Charles, que El Padrino era una de las grandes creaciones del año "film de perfecciones, con nervio, hondura y dramatismo, que pone al descubierto la telaraña mafiosa", una película "sobresaliente".

El éxito en la ciudad fue notable. Y de hecho, permaneció en cartelera hasta el 9 de enero de 1973, casi tres semanas que la convirtieron en uno de los fenómenos de esa década. Y es más, hasta la música de la cinta, la famosa canción escrita por Nino Rota e interpretada por Andy Willians, Habla en voz baja, amor, se colocó en los primeros puestos de las listas de éxitos, según la sección Musical Hit del semanario Crónica, firmada por Single.

Hoja de censura. / AHP
Hoja de censura. / AHP

La censura

Faltaban tres años para el fallecimiento de Franco, y la censura seguía vigente. Y El Padrino, como era menester, debía pasar el control de los guardianes de la moral. Y los documentos de la Dirección General de Espectáculos del Ministerio de Información y Turismo que se custodian en el Archivo Histórico Provincial dan fe de que la película no se estrenó ni en España ni en Albacete como debiera, sino con unos cuantos tijeretazos por orden de la Comisión de Apreciación. En fin.

Lo primero que resulta curioso repasando esa documentación es que se autorizaba para mayores de 18 años, cuando en Albacete se permitió su visionado a partir de 14 años. Pero vayamos a los planos hurtados, que fueron varios, desde el momento en el que James Caan, como Sonny Santino Corleone, hace el amor con una invitada en la boda de la hija de don Corleone detrás de una puerta, con los gemidos correspondientes... al momento en el que, en plena noche de bodas en Sicilia, la actriz Simonetta Stefanelli como Apollonia Vitelli deja al descubierto parte de su cuerpo ante la mirada de su esposo, Michael Corleone, interpretado por Al Pacino. Además de retirar una serie de palabras malsonantes del tipo figlio di una mignotta.

Otra cuestión ha sido el cambio del doblaje. Muchos se preguntan porqué, en su relanzamiento de 2008, se sustituyó la voz grave de Francisco Sánchez como Vito Corleone por la de otro gran profesional, la de Miguel Ángel Jenner.

Pero la cinta, a pesar de todo, fue un éxito. Y este 2022, coincidiendo con el 50 aniversario de su estreno, se ha pasado de nuevo por los cines, en versión remaesterizada.

www.cuentosdecine.es