Clint Eastwood, Ingrid Bergman y John Goodman hablan ‘albaceteño’

21.09.2021

Constantino Romero, María Massip y Carlos Ysbert figuran entre los mejores actores de doblaje con los que ha contado nuestro país


"La guerra a los 'dobles' ha de seguir encarnizadamente si se quiere obtener una mayor pureza en el cine". Puede pensarse que esta afirmación fuera pronunciada ayer mismo. Pero no. Forma parte de una crónica publicada hace casi nueve décadas en una revista cinematográfica, Cine Art, a cuenta de la polémica que ya, por aquel entonces, rodeaba al mundo del doblaje.

Se da la circunstancia de que el primer estudio de doblaje en España data de 1933, y en Barcelona. Fueron los Estudios Trilla-La Riva los que iniciaron esta práctica, en plena II República. Un par de años después, en 1935, ya se habían sumado otros cuatro estudios: Metro Goldwyn Mayer, Acustic S.A., Voz de España y Fono España S.A., este último en Madrid.

Tras la Guerra Civil, y con el propósito de elevar al infinito la mordaza de la censura, se promulgó en 1941 una orden con la que se prohibía la proyección cinematográfica en otro idioma que no fuera el español, salvo autorización del Sindicato Nacional del Espectáculo, y siempre de acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio. Además, el doblaje debía realizarse en estudios españoles que radicasen en territorio nacional y por personal español.

La normativa cambió en 1946, y ese doblaje, en teoría, dejó de ser obligatorio. Pero ahí estaba la censura, y al corte de metros y metros de celuloide se sumaba la revisión de los textos. Y mucho más.

Y creada la costumbre, el doblaje se convirtió casi en una necesidad para que el público acudiera a las salas de cine, un público, por cierto, que no estaba habituado para las versiones originales ni para seguir los subtítulos con cierta agilidad. Desde entonces, el debate sigue abierto, y todavía hoy en día, a cuenta de las plataformas de televisión, se discute sobre si procede traducir la última serie de éxito en Estados Unidos, Suecia o Corea.

De todas maneras, el doblaje creó generaciones de actores de primera categoría, y sigue haciéndolo, y al margen de cuestiones educativas o culturales, su trabajo debe ser reconocido y admirado. Para gustos, colores.

Pues bien, esta provincia, con su particular dicción y lenguaje, ha dado importantes actores de doblaje, o lo que es lo mismo, actores con mayúsculas. Pongamos que hablamos de Constantino Romero, María Massip y Carlos Ysbert.


Constantino Romero

Este albaceteño muy vinculado a Chinchilla de Montearagón nació en 1947, se trasladó a Barcelona siendo un chiquillo, apenas contaba 10 años. Su experiencia en las ondas -comenzó a trabajar en Radio Barcelona en 1965- hizo que desde Voz de España le llamaran una mañana para encargarle su primer trabajo. Desde entonces, compatibilizó su carrera en la radio, la televisión o el teatro con el doblaje.

Una voz prodigiosa, elegante, contundente... le permitió interpretar a algunos de los más notables actores norteamericanos, desde Roger Moore a Donald Sutherland, pasando por Humphrey Bogart, Michael Caine. Dan Aykroyd, James Earl Jones, Roger Moore, Arnold Schwarzenegger o William Shatner, entre otros... Pero sin duda, la voz de Romero ha pasado a la historia del cine en nuestro país por haber puesto sus cuerdas vocales al servicio de Darth Vader, en La Guerra de las Galaxias, y, por supuesto, a Clint Eastwood, un actor al que ya no se puede imaginar sin la voz del albaceteño. De hecho, el propio Eastwood reconoció que se quedó impresionado cuando se escuchó doblado por el actor español, que interpretó al norteamericano en más de 30 películas.

Sus doblajes de Mufasa en El Rey León, de Disney, o de Kunta Kinte, la popular serie de televisión, son inolvidables.

Su último trabajo fue Golpe de efecto, donde dobló a Robert Lorenz, para el papel de un cazatalentos del béisbol en horas bajas. Cuando anunció su jubilación, seis meses antes de su fallecimiento, Constantino Romero se despidió de "toda una vida" de trabajo con un abrazo y un "That's all folks!!" (el famoso, "¡Esto es todo amigos!" de la Warner Bros. Falleció el 12 de mayo de 2013 en Barcelona.

Interpretó a más de 725 actores, según la base de datos de El Doblaje.

Algunos de sus actores

Clint Eastwood, Humphrey Bogart, Michael Caine. Dan Aykroyd, Louise Gosset Jr., Carl Weathers, James Earl Jones, Rutger Hauer, Roger Moore, Arnold Schwarzenegger, William Shatner...


Carlos Ysbert

Carlos Spitzer Ysbert, conocido como Carlos Ysbert, nació en Madrid el 4 de julio de 1956, pero la vinculación de su familia -comenzando por su abuelo, Pepe Isbert, y siguiendo con su madre, María Isbert- con Tarazona de la Mancha hace que los albaceteños le consideremos un paisano más. Actor de teatro, cine y televisión, es uno de los referentes en el complicado mundo del doblaje.

De hecho, suele poner su voz a actores como John Goodman, Daniel Auteuil y Tom Sizemore. Pero también ha destacado por sus interpretaciones en series clásicas de televisión, como Norm (George Wendt) en Cheers, Tony Soprano (James Gandolfini) en Los Soprano, John Abruzzi (Peter Stormare) en Prison Break, Leslie Artz en Perdidos, Vic Mackey (Michael Chiklis) en The Shield, Andy Bellefleur (Chris Bauer) en True Blood y Hank Shrader (Dean Norris) en Breaking Bad, entre otros muchos.

Se da la circunstancia de que desde el año 2000 pone la voz a Homer Simpson tras el fallecimiento de Carlos Revilla, papel que sigue desempeñando, además de dirigir el doblaje de esta popular y eterna serie de televisión.

Carlos Ysbert ha interpretado más de 2.000 personajes.

Algunos de sus actores

John Goodman, Daniel Auteuil, Randy Quaid, Jean-Pierre Darroussin, James Gandolfini, Tom Arnold, Alfred Molina, Chris Bauer, Nick Chinlund, Michael Gross, Saverio Guerra, Judd Hirsch, Eugene Levy, Dean Norris, Peter North, David Paymer, Oliver Platt, Daniel Roebuck, Michael Rooker, Stephen Root, Peter Stormare, George Wendt, Tom Sizemore...


María Massip

Nacida en Albacete en 15 de diciembre de 1942, María Massip ha sido una de las grandes actrices que ha dado esta tierra. Siendo una niña se marchó a Madrid, donde estudió en el Conservatorio de Arte Dramático y en la Escuela Oficial de Cine. Además de una aplaudida carrera sobre los escenarios teatrales españoles, que inició cuando no tenía ni 18 años, fue una fija en los dramáticos de TVE -muy popular en los clásicos Estudio 1 o Historias para no dormir-, también desarrolló una reconocida carrera en el mundo del cine de la mano de directores como José Luis Garci.

Pero además, su prodigiosa voz la convirtió en una de las actrices de doblaje más habituales y cotizadas. De hecho, interpretó a Barbra Streissand, Glenn Close, Rita Hayworth, Sofía Loren, Lauren Bacall, Romy Schneider, Jeanne Moreau, Glenda Jackson... y otras figuras del panorama cinematográfico internacional.

De ella se ha destacado su inconfundible timbre, la ductilidad a la hora de interpretar a sus personajes, su estupenda dicción, pasando del humor al amor, sin olvidarse del descaro.

Uno de sus trabajos más sobresalientes como actriz de doblaje de primera llegó con su papel como Ingrid Bergman en Casablanca. Fue en el doblaje realizado en 1992 para TVE. Falleció el 10 de julio de 2002 víctima de una larga enfermedad. Estuvo casada con el productor y guionista Juan Miguel Lamet, con el que tuvo dos hijos.

Puso su acertada voz a más de 240 personajes, desde 1977, cuando interpretó a actrices como Jacqueline Bisset en El temerario Ives, hasta 2002, año en el que interpretó a Dominique Sanda en Los ríos del color púrpura, según recoge la base de datos de El Doblaje.

Algunas de sus actrices

Sofia Loren, Lauren Bacall, Stephanie Beacham, Anouk Aimée, Lauren Bacall, Jacqueline Bisset , Rita Hayworth, Ingrid Bergman, Glenn Close...

www.cuentosdecine.es