'Carlos' Chaplin y 'Juanito' Coogan triunfaron en el Teatro Cervantes de Albacete

07.02.2021

Los cines en los que se estrenó The kid, (El chico en España), de Charles Chaplin. En Nueva York, en el Carnegie Hall; Cine Royalty de Madrid y Teatro Cervantes de Albacete.


La centenaria película El chico, de Charlot, se estrenó en 1923 en la pantalla del popular teatro y cine de la calle Ancha


Fue todo un éxito, que llevó a los empresarios a repetir las proyecciones, por capítulos y también de un tirón


Un siglo se ha cumplido este febrero de 2021 del estreno en el Carnegie Hall de Nueva York de The Kid, El Chico, primer largometraje de Charles Chaplin, acontecimiento que se ha aprovechado para que la cinta regrese a la gran pantalla en su versión restaurada en 4K de la mano de A Contracorriente Films.

Este mago del cine cómico decidió que los tradicionales cortos que hicieron famoso a su personaje, conocido como Charlot en España, ataviado con levita estrecha, pantalones holgados, zapatones, bastón y sombrero hongo -a lo que sumó posteriormente un bigotito-, debían ganar en metraje, y de ahí nació El Chico, más de una hora de una tierna historia con la que se ríe y se llora a partes iguales.

Sí, fue el primer largometraje que requirió de más de un año de trabajo para Chaplin, quien comenzó haciendo pequeños cortometrajes, de apenas 10 minutos, duración de un rollo, a duplicarlos, y así hasta llegar a los 68 minutos, "seis rollos de alegría", según los carteles con los que se promocionó la cinta en los locos años 20 para movilizar a su público ávido de ese cine silencioso en blanco y negro.

En la película, que se presentó en España como Charlot y el chico, el cómico de Hollywood nacido en Londres se encargó de la dirección, del guión, del montaje y de la interpretación. La historia cuenta cómo un vagabundo (Charles Chaplin), se ve casi obligado por las circunstancias a adoptar a un niño de seis años abandonado (Jackie Coogan). No tarda en tomarle cariño y enseñarle algunas técnicas esenciales de supervivencia callejera. Con el tiempo, los dos forman un gran equipo. Pero un día el chico enferma y los servicios sociales tratan de arrebatarle la custodia a Charlot.

En Madrid y en Albacete

La cinta tardó un año en llegar a Madrid, porque según recoge el diario ABC, en la capital de España se presentó en diciembre de 1922. De acuerdo con el rotativo madrileño, en su edición del miércoles, día 13, del último mes de hace 99 años, la cinta tendría su puesta de largo en el Cine Royalty, situado en la calle Génova 6, con el tiempo, Cine Colón.

En Albacete pasaron aún unos meses para la proyección de El chico. En concreto, fue el sábado, 25 de marzo de 1923. Y la sala escogida, el Teatro Cervantes, de la calle Tesifonte Gallego. El Diario de Albacete recoge la noticia como un gran acontecimiento. "Esta noche se proyectará el primer episodio, dividido en tres partes, de la colosal Charlot y el chico".

La crónica añadía que el nombre de Charlot "parece predisponer a lo cómico, y sin embargo, esta película es todo emoción y sentimiento, desarrollando un argumento que no puede ser más humano".

Un grupo de elegidos, entre los que estaban los periodistas, vio unas horas antes de su estreno para el gran público la cinta. El cronista escribió: "Anoche, después de la función, tuvimos la ocasión de presenciar la proyección de la primera parte y cuantos asistieron a este especie de ensayo quedaron encantados del cinedrama". "¡Por algo se ha dado un millón de dólares por la exclusiva para proyectar en Europa la ya famosa película Charlot y el chico", apuntaba la noticia.

El Cervantes competía en el Teatro-Circo en aquellos días con la Agrupación Artística del Teatro Fémina, con Miss Alexandra -"bailarina fantástica acrobática original"- y Gray Bertini, "imitador de artistas de variedades", demás del dueto Los Berry Frey, y la presentación de toros amaestrados por Arturo Manzano y su caballo Perla. Y en el Teatro Liceo, el Trío Navarro, espectáculo que se completaba con la proyección de la película Los conquistadores del Oeste.

La proyección de Charlot y el chico fue todo un éxito. Al tratarse de un largometraje, se exhibió por capítulos. El lunes, 27 de marzo, El Diario de Albacete apuntaba: "Anoche se proyectó la segunda jornada de la célebre pelicula Charlot y el chico. Toda la prensa española se ha ocupado con elogio de este film, donde el más cómico de los peliculeros representa una novela altamente sentimental".

Pero la crítica añadía más alabanzas. "El chico de Charlot constituye un prodigioso alarde de observación de muchas vidas que el cinedrama exige del pequeño Juanito Coogan, cuyas aventuras han sido acogidas por el público con singular aplauso".

Fue tal el éxito de la cinta que, en contra de lo que era lo habitual, la empresa del Cervantes acordó proyectarla completa en los pases -o secciones- de tarde y noche que se celebraron ese lunes.

Pero no se crean, amigos de Cuentos de Cine, que el pequeño protagonista de la centenaria cinta fue estrella por una temporada. Pasados un par de años del estreno de El chico, toda la presenta recordaba las excepcionales cualidades de Coogan, Juanito de nombre de pila para la presenta ibérica. Y El Diario de Albacete lo consideraba Una gloria de cinco años en un extenso artículo publicado en diciembre de 1925. Recordaba Piqueta, el redactor, que fue un descubrimiento de "Carlos Chaplin" en el vestíbulo de un hotel de Los Ángeles. Pero el paso del tiempo reescribió este capítulo de la vida del chico, ya que Charlot lo conoció en un vaudeville, haciendo el shimmy, un popular baile de la época, en el escenario en el albor de los años 20.

La presencia de Charlot en las páginas de los rotativos fue una constante. Y no sólo para referirse al cómico universal y eterno, sino también para contar las aventuras y desventuras de un conocido delincuente apodado Charlot, y cuyas detenciones en aquellos años fueron repetidas, o el espectáculo cómico-taurino de Charlot, nombre artístico sobre el ruedo de Carmelo Tusquellas Forcén.

www.cuentosdecine.es